miércoles, 7 de marzo de 2012

Dorset, donde todo empezó

Ya he explicado cual es mi motivación para escribir este blog, ahora quiero contar lo que me ha traído hasta aquí, o mejor, cómo empezó este camino.

Puede que la curiosidad sea un don innato, o puede que algún hecho o detalle de la vida de uno la despierte.  Mi curiosidad por el extranjero y los idiomas, que yo recuerde, empezó a los 13 años, durante mi primer viaje internacional. Tuve la gran suerte de que mis padres fueron bastante abiertos de mente como para, a finales de los 90, cuando los móviles y el acceso a internet no eran tan comunes como ahora, enviarme a un país que en aquel entonces aun no formaba parte del espacio Schengen.



Mi experiencia en Dorset

Me fui durante un mes a estudiar inglés a un pueblecito de campo del sur de Inglaterra llamado Dorchester, en la región de Dorset. Allí conocí por primera vez gente de muchos destinos (pero como por desgracia suele pasar en estas ocasiones, la mayoría del tiempo estaba con españoles). Aunque mis recuerdos de ese viaje y las fotos (todavía iba con cámara analógica) sean más bien escasos intentaré dar algunos detalles sobre qué hacer en Dorset.

Bournemouth
La verdad es que en el pueblo de Dorchester, a parte de la escuela de inglés y vacas, poco más había. Recuerdo mejor Bornemouth. Recuerdo bañarme en el atlántico y aunque sin ser la primera vez, me sorprendió la fuerza de las olas allí. Jamás lo he pasado tan bien nadando en el mar como los días medio tormentosos en la costa del sur de Inglaterra. Visitamos también Poole, un pueblo más turístico, que está situado en una bahía preciosa. En Poole se puede sobretodo pasear por el paseo marítimo o hacer deportes y actividades en la playa.


También recuerdo espacios muy amplios y edificios históricos mucho más grandes de lo que yo estaba acostumbrada. Por ejemplo fuimos a ver el castillo de Highcliffe, situado en Christchurch. Es un castillo de estilo romántico rodeado de jardines con flores y césped preciosos, incluso en pleno verano.


castillo de Highcliffe


Otros lugares qué visitar en Dorset

Buscando un poco de información sobre la zona, he encontrado otros lugares interesantes que lamento no haber visitado, o no acordarme.

Como he comentado antes, estuve en el castillo de Highcliffe, pero no recuerdo haber visitado el pueblo de Christchurch en general. Es un pequeño pueblo costero, más pequeño que Bornemouth (en población) y con varios puntos de interés que visitar, como el castillo de estilo normando, el puerto o, lo más bonito, el priorato de Christchurch.

Otro pueblo visitado por la zona de Dorset es Weymouth, casi en la punta de más al sur. Es un antiguo pueblo pesquero con las típicas callejuelas y casitas de estilo georgiano. No sé si estuve, pero podría cerrar los ojos e imaginarme el olor a patatas fritas en la calle (no sé exactamente si eran patatas fritas, pero es un olor característico que tienen las calles de los pueblos ingleses que yo asocio a eso)


Weymouth
Actividades por los alrededores de Dorset

Como es normal en una niña de 13 años, uno de mis mejores recuerdos es el parque acuático de Splashdown, en Poole. Fue una de las excursiones que hicimos. Parte del parque es cubierto y parte descubierto, por lo que abre durante todo el año excepto enero y febrero (aunque en temporada baja solo los fines de semana). Otra actividad que hicimos fue ir al Thorpe Park, cerca de Londres. Recuerdo una atracción llamada Samurai, y la recuerdo porque es la que más miedo me ha dado en mi vida.

También visitamos grandes ciudades como Oxford o, como no, Londres, la cual también visité más mayor (pero a esto ya llegaremos). La verdad es que las ciudades me gustaron muchísimo más. Es lo que me despertó el gusanillo de viajar y de conocer lo más posible fuera de las fronteras españolas. Al visitar Londres supe que volvería, cuando fuera adulta, cosa que hice. Y también me entraron ganas de probar vivir ahí una temporada (eso de momento no lo he hecho, pero quien sabe...).

Londres



¿Y cuál fue el desencadenante de vuestra pasión por los viajes?

4 comentarios:

  1. ¿Mi desencadenante?El revelarme contra el turismo masificado y conseguir hacer, en la medida de lo posible, mi propio hueco en esa ciudad. Sentir el ambiente, la arquitectura y la historia tal como me venga. Esa primera sensación la tuve cuando viajé por primera vez a Strabourg.

    ResponderEliminar
  2. Ohhh Strasbourg!! Eso dará muchos posts :-) por ejemplo, cómo hacer de guía turística para los amigos, cuando tu misma te pierdes cada día... :p Gracias por tu aportación!! Y me alegra mucho que esa experiencia te despertara el gusanillo (fue el penique fijo!!)

    ResponderEliminar
  3. Pues mi pasión por los viajes empezó muy tarde... pero por suerte, en un mismo año, fuí a Berlín con los amigos, me fuí por los alpes en moto y estuve una semana por marruecos, y desde luego la experiencia fué inolvidable!! De hecho ya estoy planeando dos grandes viajes para este año y luego fijo que cae alguna que otra escapada de fin de semana... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un año fructífero para ti :-) Y parece que este también lo será. Me alegro mucho!! :p

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...