lunes, 20 de febrero de 2012

Dreaming about La Crostineta, o mi futura Vw Transporter 1

La causa de este blog son mis viajes. No es que tenga demasiados en la espalda; conozco gente de mi edad que ha visto más mundo que yo, también menos, pero de los pocos que he hecho, tengo bastante que contar. Aunque ni mi memoria ni mi constancia escribiendo un diario de viajes me ayuden, suelo exprimir mucha sustancia de cada día que paso descubriendo cosas y lugares nuevos.

La finalidad de este blog también es la misma, mis futuros viajes. Aunque esto forma ya parte de un sueño, me gustaría poder aprender de los que ya son travel bloggers y recorrer el mundo de la manera más sencilla pero plena posible y con un poco de suerte, poder financiarlo.

Uno de mis sueños es la prematuramente bautizada Crostineta, que será una furgoneta (a poder ser la VW T1, pero con cualquier modelo clásico seré más que feliz), con la que pienso recorrer muchos muchos kilómetros.

Estas son las rutas que tengo en mente para cuando:


a) me saque el carnet de conducir...lo sé lo sé, no tengo ni carnet y ya estoy pensando en comprar un vehículo único.
b) Le pierda el miedo a conducir... sí, tengo, pero un sueño es un sueño, y se superará
c) Reúna dinero como para comprarla
d) Pueda mantenerla
e) Escoja el color

- La vuelta a la península por la costa (si es que no la hago ya esta primavera en moto)
- La vuelta a Italia por la costa
- Ir a Estambul sin coger un ferry (como en la película Im Juli)
- La ruta 66 de EEUU (ya me las apañaré para llevarla)
- Llegar hasta Rusia
- Marruecos
- Básicamente recorrer toda Europa como mínimo

¿Alguna otra ruta interesante en furgoneta? Mientras, seguiré soñando (y ahorrando... más o menos)


sábado, 18 de febrero de 2012

Sin duda... Nueva York debe estrenar mi blog

Podría decir que mi viaje a Nueva York empezó una mañana de agosto, en la estación de Sants de Barcelona, con los nervios a flor de piel y sin haber dormido (con la falsa esperanza de evitar el jet lag). Pero no fue así...




Mi aventura a Nueva York empezó una noche entre amigos, después de haber vuelto de otro viaje (al que llegaremos más adelante). Una vez más, es al volver de las vacaciones cuando se organiza la siguiente escapada. Cuantas veces me habré sentado en frente del ordenador con la maleta a los pies y sin deshacer para buscar vuelos baratos sin importar el destino.

Después de empezar a fantasear con todo lo que haríamos cuando estuviéramos en Nueva York, tocaba volver a la tierra y empezar a planearlo. Lo que a mí me encanta, desde un punto de vista más imaginativo que burocrático. Me encanta estar buscando por internet consejos, posts, etc. sobre el destino. Pero soy bastante más desastre para preparar papeleo, comprar lo que necesite etc.

Yo nunca había salido de Europa, (ahora ya puedo decir orgullosa que he salido dos veces) y hay muchas más cosas a tener en cuenta. En Europa viajar es una maravilla: no hace falta papeleo, la moneda es la misma, no hay tantos controles (aunque últimamente estoy viendo que en la comunidad europea se están olvidando un poco de la libre circulación de personas... la libertad de capital sigue siendo plena, claro).

Comprar el vuelo fue la primera aventura, para poder hacerlo, tienes que poner los datos del pasaporte con el que volarás, así que si te caduca el pasaporte entre la compra del vuelo y el vuelo en sí, es recomendable renovar el pasaporte antes. En mi caso yo lo tenía caducado desde hacía casi un año. Así que primero tuve que renovarme el pasaporte, cosa que con el nuevo sistema de cola de espera para pedir hora en Barcelona, no es muy práctico.

Para comprar el vuelo, lo hice con Atrápalo, la primera vez. Hicieron algo bastante molesto para alguien tan descuidada como yo, que es pedirme una fotocopia de la visa para poder hacer el cargo. Como no, tardé a enviarla y me cancelaron la reserva. En ese momento me cogieron los sudores fríos pensando que el mismo vuelo que habían cogido mis amigas (quienes eran algo menos desastres con la burocracia) sería super caro y tendría que ir en otro vuelo sola! A mí que, aunque me encante viajar, me da algo de respeto el avión, y en un vuelo intercontinental...  Entonces con mi indignación por lo que hicieron en Atrápalo, lo acabé comprando en Rumbo. No sé cómo, me salió el mismo vuelo, algo más barato y no me pusieron ningún problema. La verdad es que el vuelo me pareció bastante caro, 800 Euros (aunque viajé en Agosto...) y cuando veo los precios en temporada baja, me tiro un poco de los pelos. Pero era cuando podía ir, y no me arrepiento.

La segunda aventura fue el Esta. La verdad, es que me costó estar segura de si realmente me lo tenía que hacer o no. Y todavía no me ha quedado claro. Al parecer no es necesario teniendo el nuevo pasaporte electrónico. Pero no está muy bien explicado, o al menos yo lo veía muy confuso, y no quería que mi viaje dependiera de si en España tenemos el pasaporte electrónico como se debe tener para estas cosas o no, así que lo hice; son solo unos dólares y se hace online en un momento.

El apartamento también fue difícil de escoger. Queríamos no arriesgar y estar en el centro (aunque yo hubiera optado por algo más barato aunque más alejado, pero es lo que tiene viajar en grupo... tampoco me arrepiento). No estaba mal por estar cerca de Times Square, pero el estado del piso, dejaba mucho que desear. Debajo podéis ver el fabuloso sofá lefoso donde pasé las 7 noches. Fue con 212suites.

Sofá lefoso del apartamento
Finalmente hice mi lista de cosas que si no hacía en Nueva York me arrepentiría toda la vida:

- Subir al Empire State  Building (de noche, según mi opinión)... Check
- Subir al Rockefeller Center (éste de día, porque la mitad de las vistas son al Central Park)... Check
- Ir a un bar tipo McClarence de HIMYM... no era realmente igual, pero Check
- Comer en un dinner, hamburguesa y batido (aun no entiendo cómo puede triunfar Mcdonnalds teniendo dinners)... al final cerveza de New Jersey mejor que batido.... Check
- Hacer un picnic en el Central Parc y echar la siesta... Check
- Ir a un bar en Wall Street al acabar el día laboral, a la caza de brokers trajeados (y sin escrúpulos) para hacernos las turistas tontas y dejarlos con el calentón... no Check... dammit!
- Comer un cupcake en Magnolias Backery (el momento Sexo en Nueva York es obligado si vas con chicas)... Check
- Ir al MoMa... Check!!!
- Ir por Harlem un domingo por la mañana y a poder ser entrar en una misa Gospel (un clásico, pero vale la pena).... Check!! más un Brunch
- Ir a un Brunch... Check
- Hacer cola para cenar en un restaurante y tomar un cocktail mientras esperamos (no sé cómo consiguen en las pelis no cenar borrachos...)... Check!
- Comer un Baggle... no Check (no tengo perdón!)
- Ligar con un neoyorkino... no Check.. pero realmente no hay neoyorkinos en Nueva York, es un mito!

¿Me dejo algo? Habrá que ir pensando en volver para hacer todo lo que me dejé...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...